Israel – Monte de los Olivos

El Chakra “Laríngeo” Terrestre, desde donde emerge la voz de la Tierra, es único entre los centros sagrados planetarios. Es el único Chakra que no está ni sobre la corriente Ley de la Serpiente del Arco Iris (femenino) ni de la Serpiente Emplumada (masculino). Por su función giratoria este Chakra ayuda a conducir la fuerza a lo largo del sendero de la Serpiente del Arco Iris – pero desde una gran distancia. Esta esfera de energías del Quinto Chakra en Oriente Medio es también un componente principal de otra estructura vital de la Tierra – los Cuatro Vórtices o Ruedas Giratorias, los cuales regulan cualidades relacionadas con los cuatro elementos fuego, aire, agua y tierra. Lugares sagrados relacionados con estas cuatro áreas serán descritas tras esta sección sobre los Siete Chakras Planetarios.

Para todos los Chakras Terrestres, el arte de escuchar la voluntad de la Tierra es algo que necesita ser dominado. Los humanos no aprenderán jamás a armonizarse con el propósito de la vida hasta que aprendan a escuchar y respetar la voz del espíritu de la Tierra. En ningún lugar esto es más crucial que en Oriente Medio, donde reside el Chakra Laríngeo de la Tierra.

La Tierra habla y nadie parece estar escuchando. Imagínate un Oriente Medio donde Jerusalén y la Meca son herencias mundiales cosmopolitas abiertas a todas las culturas. Imagínate un Oriente Medio que fuera la vanguardia mundial en avanzar el respeto por todos los seres – humanos y no humanos – para vivir y vivir abundantemente. Desde Egipto a Irán, imagínate un Oriente Medio que estuviera culturalmente unido y comunicando al resto del mundo el arte de la vida eterna. La voz de la Tierra está cantando el evangelio de la vida en esta región. ¿Quién está escuchando?

Tres lugares son presentados aquí como los que mejor definen el centro de este Chakra. El Monte Sinaí, situado entre los otros dos, es un lugar útil desde el cual construir el círculo expandido. El Moisés Inmortal, quién llevó la sabiduría de la Cábala desde fuera de Egipto, cruzó el abismo y contempló la Vida Eterna en Sinaí. La Gran Pirámide es uno de los pocos Chakras Terrestres artificiales. Unifica tu propia voluntad verdadera con el Alto Propósito de la Tierra y con entusiasmo energetizado proyecta esta fuerza unificada como una palabra viva desde fuera de la Cámara de la Reina de la Gran Pirámide – o desde su cumbre. El Monte de los Olivos en la esquina oriental de Jerusalén – dominando la mística Puerta Dorada – es un foco para el futurismo judío, cristiano y musulmán. Si la Inmortalidad es la llave, Palabra arquetipo de esta Era de Acuario, entonces la Palabra necesita ser escuchada claramente por todas las culturas en el Monte de los Olivos. Desde aquí deja que la Palabra de la Era abra la Puerta Dorada para que todos los seres puedan entrar en la vida plena dentro de la Nueva Jerusalén – un hogar eterno de todas las especies, culturas y fe.

fuente: Robert Coon