Ani Bel

ani belSoy y seré una eterna alumna y mi vida ha estado marcada por la presencia de las preguntas. Me ha interesado siempre más el mundo de la pregunta que el de la respuesta que suele ser muy provisorio y traicionero pues tiende a congelarnos sugestivamente y para cuando lo advertimos, ya estamos demasiado duros para la flexión y la re-flexión. Es esta pasión por aprender y preguntar que me ha convertido en exploradora del mundo externo y del interno pues mis viajes son permanentes: busco afuera y busco adentro. Agradezco a la cantidad de maestros diversos que me fueron guiando y llevando de la mano, sobre todo en mis épocas de mayor oscuridad cuando tuve que volar pero en piloto automático y aprender lecciones de humildad a modo acelerado. Pero el aprendizaje nunca termina.
Mi primer Maestro en Toronto me quitó el velo más pesado llevándome a cuestionar todo lo aprendido hasta ese momento y a partir de allí seguiría mi derrotero por Bahía, (Brasil), Brighton (Inglaterra), Castilla la Vieja (España),Mount Shasta, Nueva York, (USA), Bangalore, (India), Marruecos, (África), Hawai (Kona), Bali (Indonesia), Kuala Lumpur (Malasia), Bangkok (Tailandia), Bologna, Padova (Italia), Cancún y D.F. (México), Santiago (Chile), (Quito) Ecuador y Caracas,(Venezuela) y otros tantos donde sigo tomando lecciones de maestros de los más diversos mundos pero siempre ricos y nutrientes.
Es por esto que no estoy enrolada en ninguna religión, secta, tendencia o categoría pues siento la libertad de pertenecer a todas por no ser devota de ninguna. Mi propuesta es sólo una invitación para compartir algunos de los paisajes explorados que me ayudaron y me siguen ayudando pues se que sólo puedo aprender aquello que enseño como así también que nada vive mucho tiempo si sólo pretendemos atesorarlo para nosotros.