Bali

Bali, Indonesia – El centro de purificación planetario

 

bali (1)

Trabajo Espiritual a desarrollar en Bali

TEMA: RENDIRNOS A LA DIVINIDAD

Cuantas veces nos dijimos a nosotros mismos: “¡si pudiese parar, hacer un paréntesis en mis obligacionespara conectar con la paz y las belleza de Dios, sería lo mejor que podría depararme el destino!.

Bien. Esta oportunidad es una invitación de la Divinidad misma para visitar una suerte de pacifico Edén, donde podremos conectar con la  Voz del Gran Espíritu e intimar con EL, tal vez por primera vez.  Sin interrupciones, sin obligaciones, sin horarios, sin  los apuros y presiones que nos impone la cotidianeidad y las obligaciones de todos los días.

Aprovecharemos cada segundo. El trabajo comenzará en el momento previo a tomar nuestro vuelo.

Cada uno recibirá su trabajo particular el cual converge en un trabajo que estará haciendo todo el grupo al mismo tiempo.  La idea es: usar  todos los momentos para nuestro trabajo de preparación el cual comenzará en el mismo momento de partir.

Compartiremos el itinerario vital, pero cada uno, tendrá la oportunidad de experimentar su propio viaje interior a las profundidades de sus registros personales, en contacto con la madre tierra y toda la belleza que nos presenta sin límites en uno de los lugares más bellos del planeta y que nos recibe con los brazos abiertos.

El objetivo es conectar desde el sentimiento – no desde el intelecto – con la Divinidad.  Como cada quien la entienda.  Para ello, el trabajo será limpiar nuestro psiquismo y para ello, le daremos silencio, tiempo, calma y observación en un espacio de aquietamiento.

Nunca el enemigo está afuera porque no hay nada ni nadie del exterior que pueda hacernos daño. Son nuestras especulaciones intelectuales que fomentan en nuestro psiquismo un caldo de cultivo que termina proyectándose en el exterior.Lo invisible se termina plasmando en el plano visible.Limpiar nuestro psiquismo, nuestros aspectos inconscientes, es  quitar todas las capas de corazas energéticas que nos llevan a sentir que estamos separados de la Divinidad.

Amorosa y delicadamente, en la paz de Dios, quitaremos capas de ideas rancias, costras energéticas, creencias fomentadas por el ego, prejuicios y las entregaremos a lo más Alto. Soltaremos todo aquello que nos impide conectar con la Divinidad y ya no volveremos a ser los mismos.  Algo se ha quitado… y Algo inefable ha venido a nuestro encuentro.

Rendirse no es un acto de debilidad sino de sabiduría.  Finalmente, la mente retorna a su fuente. Retornar a Dios es una rendición. Y una bendición!

No es cómodo ni fácil rendirnos. Largar el control. Pero nunca seremos libres hasta que rindamos todas las cargas innecesarias.

Creer que somos nuestro nombre, nuestro cuerpo, nuestra historia y nuestras creencias es enredarnos en rótulos, conceptos y palabras; esIdentificación… y no lo olvidemos: la identificación es EGO nuestra mente disfuncional.

Juntos, con gracia y  rodeados de la belleza de Dios, recorreremos los nuevos caminos y recibiremos las bendiciones que el Gran Espíritu tenga preparadas para todos y cada uno de nosotros.

bali (13)